Noticias

Útimas noticias relacionadas con inmuebles

Consejos para alquilar con tranquilidad

Tanto si usted es inquilino como propietario, lo mejor es recurrir a un profesional de la mediación inmobiliaria y realizar el contrato de alquiler. Los acuerdos entre particulares son muchas veces fuente de malos entendidos para ambas partes. 
Contacte con nuestra Asociación y, sin ningún compromiso, le informaremos de los Expertos Inmobiliarios más cercanos a usted, con la garantía de la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios.

  • Inquilinos con garantías. Aval y depósito.
  • Fijar el precio adecuado.
  • ¡Haga contrato!
  • Los gastos de comunidad
  • Los suministros
  • Para saber más
  • INQUILINOS CON GARANTÍAS. AVAL Y DEPÓSITO.

    El propietario puede exigir al inquilino, además de la nómina y contrato indefinido, el aval y el depósito. El aval bancario suele tener un año de duración y la entidad hace un estudio de solvencia al inquilino y se compromete a asumir el riesgo si éste no paga la renta. El inquilino pagará unos gastos de mantenimiento, además de una comisión de apertura.

    El depósito consiste en ingresar en la entidad un número de meses, normalmente seis, de alquiler que sirvan como garantía en caso de impago.

    FIJAR UN PRECIO ADECUADO A LA REALIDAD DEL MERCADO.

    Sobre el precio del alquiler que debe fijar el propietario, el Instituto Nacional de Estadística (INE) publica la variación de los precios de los alquileres en España, emitiendo porcentajes positivos o negativos. Con estos datos, se puede saber si los precios suben o bajan. 
Sin embargo, acudir a una agencia de intermediación o a su asesor inmobiliario de confianza es una excelente idea, ya que estos profesionales conocen el mercado local y manejan datos de primera mano.

    ¡HAGA CONTRATO!

    Tanto si es propietario como inquilino haga contrato. Aunque la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) da por válidos incluso los acuerdos verbales, si no quiere correr riesgos, lo mejor es realizar un contrato entre propietario e inquilino. Deben estar expuestas todas las cláusulas y condiciones del alquiler, y ser aceptado por ambas partes con su firma en todas las hojas sería válido.

    Con las medidas vigentes de fomento del alquiler , se promueve que arrendador y arrendatario acudan a un notario para validar sus firmas por un precio de unos 9 euros.

    LOS GASTOS DE COMUNIDAD.

    Los gastos de comunidad en las viviendas alquiladas pueden repercutirse en el alquiler, pero debe pactarse previamente y hacerlo constar en el contrato. (Ley de Arrendamientos Urbanos, LAU, artículo 20)

    LOS SUMINISTROS.

    Son, como indica la LAU, «susceptibles de individualización» y por lo tanto deben correr a cargo del inquilino.

    PARA SABER MÁS.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR
Volver